Básicamente sus propiedades se deben a que tiene una gran cantidad de fibras, más que cualquier otro grano o cereal. Esto se traduce en muchos beneficios para nuestra salud como, por ejemplo, reducir la presión arterial elevada, mejorar los problemas estomacales y gástricos, bajar de peso y tratar patologías cancerígenas.